Cómo Evitar Vomitar Cuando Tienes Ganas

Cómo evitar vomitar

El vómito, es una reacción natural del cuerpo humano de carácter defensivo. Es un reflejo que permitió en el pasado la supervivencia de la especie humana al desechar alimentos tóxicos ingeridos.

Normalmente es útil dejar que el cuerpo realice esta tarea para expulsar cuerpos extraños, sin embargo, el vómito puede ser producido por otros agentes ajenos a causas potencialmente mortales, como el mareo o el embarazo, y en dadas situaciones no es posible dejar salir el nada agradable líquido, es por ese motivo que te ofreceremos algunos consejos para evitar vomitar.

como-evitar-vomitar

Determina los factores

El vómito puede ser causado por un gran número de factores, si es posible, se recomienda determinar la causa de esta reacción para descartar males mayores, como problemas severos de digestión, úlceras estomacales, alimentos caducados o tóxicos y envenenamiento. ¿Por dónde empezar?

  • Si tienes ganas de vomitar constantes junto con dolor estomacal, puede tratarse de una enfermedad en el estómago.
  • Los olores fuertes como la gasolina, las impresiones y las situaciones estresantes también pueden provocarte nauseas e inducir el vómito.
  • Si después de comer sientes dolor en el estómago y náuseas, puede ser causa de una indigestión o que ingeriste algún alimento en mal estado.
  • El consumo excesivo de alcohol podría producir que el organismo lo deseche de una forma rápida como lo es el vómito, también causa mareos lo que puede inducir al mismo resultado.
  • La conocida “motion sickness” o “enfermedad del movimiento” afecta a muchas personas que viajan, haciendo que lleguen a vomitar por el mareo producido. Ocurre debido al traslado por transporte terrestre (automóviles, tren), aéreo (aviones) o marítimo (embarcaciones)

Remedios caseros para el vómito

Establecidas ya las principales causas del vómito, ¿cómo evitar vomitar si tenemos ganas? Puedes seguir estos consejos para aliviar los síntomas cuando no sea posible expulsar los desechos.

  • Prepara agua de arroz. Coloca a fuego lento media taza de arroz con una taza de agua durante 20 minutos, cuela el líquido e ingiérelo. Este remedio natural para vomitos te aliviará las ganas de vomitar.
  • Tomar un antiemético. Estos antivomitivos o medicinas para el vomito comienzan a actuar una hora después de ingeridos.
  • Los suplementos de jengibre como una bebida, un caramelo, té o un jarabe. Este remedio casero para el vomito pueden ayudarte a reducir la sensación de vómito.
  • Bebe té. Ya que son líquidos claros y dulces, ayudarán a aliviar el estómago, puedes tomar té de manzanilla, jengibre, raíz de regaliz, de menta, entre otros.
  • Prepara limonada. En una taza de agua, debes exprimir el jugo de dos limones y agregarle bicarbonato de sodio, esto te aliviará.
  • Miel de abeja con vinagre. Antes de acostarte por las noches, prepara en medio vaso de agua una mezcla con dos cucharadas de miel y vinagre de manzana y bébela lentamente.
  • Mantente hidratado. Bebe más agua de la normal pero en pequeñas cantidades e intervalos, el vómito tiende a deshidratar.

remedio-natural-para-vomitos

Precauciones

Siguiendo alguna o varias de las recomendaciones mencionadas anteriormente podrás deshacerte de la desagradable necesidad de vomitar. Sin embargo, por más trivial que sea la causa de tus náuseas, no debes descartar la opción de ir al médico para realizar un examen y asegurarte de que no tienes un problema estomacal mayor. Si te afectan estos síntomas deberías consultar un doctor:

  • Si tienes ganas de vomitar a diario deberías visitar un especialista, pues podría tratarse de una infección en el estómago.
  • Si ocurre constantemente después de las comidas, puede tratarse de una indigestión o un problema en el sistema digestivo.
  • Si crees que has ingerido un alimento en mal estado o contaminado que te produce dolores estomacales.
  • Si se presenta la posibilidad de haber ingerido alguna sustancia venenosa o potencialmente tóxica.

El vómito es una defensa natural del organismo, por ello debemos prestarle más atención de la poca que a veces le damos.