Cómo Evitar Los Gases Intestinales Y Estomacales

By on noviembre 20, 2016
como evitar los gases intestinales

Cómo evitar los gases

Todos conocemos los vergonzosos gases, expulsados en flatulencias o eructos. Pocas cosas son cotidianamente tan molestas como estos gases producidos en los intestinos debido a la flora bacteriana que descompone los alimentos y otros ciertos factores. Además de la sensación que provoca en el estómago, no es nada cortés expulsar gases en un lugar público y peor aún, en un lugar cerrado.

Si eres muy susceptible a tener gases intestinales después de comer, sin motivo aparente o tan solo quieres estar prevenido, en el presente artículo te enseñaremos a cómo evitar los gases.

¿Qué produce los gases?

  • La aerofagia. Aunque no lo crea, en ocasiones al hablar mientras ingerimos alimentos, también tragamos una porción de aire que se dirige al estómago y es procesado junto con los alimentos. Prácticamente consistiría en “comer aire”.
  • Los alimentos. La ingesta de ciertos alimentos nos hace más propensos a sufrir de gases intestinales debido a su composición y a los procesos necesarios para procesarlos.
  • Fumar. Al fumar se puede inhalar aire y por ende ser tragado, llegando al estómago y produciendo los gases.
  • Beber gaseosas. Las bebidas carbonatadas, como su nombre lo indica, contienen gran cantidad de gases que al ser procesados deben ser expulsados, estos exclusivamente son desechados por eructos.
  • Tomar líquidos mientras se mastica.
  • Beber desde pitillos. También llamados pajitas o cañitas, a veces podemos tragar aire si los usamos.
  • Masticar chicles. Puede producir aerofagia, sobre todo si nos pasamos haciendo la burbuja de chicle.

Pasos para evitar los gases

Debido a la gran cantidad de factores que pueden llegar a ocasionar la aparición de muchos gases intestinales debes seguir constantemente estos pasos para evitarlos en cualquier momento.

Alimentos para evitar gases

Debemos evitar en gran medida los siguientes alimentos para aliviar el padecimiento de gases:

  • Granos como las caraotas o frijoles negros, arvejas y lentejas, entre otros.
  • Huevos fritos.
  • Refrescos, pues contienen una gran cantidad de gases.
  • Leche y sus productos derivados.
  • Hortalizas como las papas.

Alimentos que no producen gases

Para evitar el exceso de gases, puedes consumir los siguientes alimentos que no producen gases intestinales:

  • Carne tanto blanca como roja.
  • Frutas naturales y el jugo de estas.
  • La lechosa y la piña son excelentes frutas que consumidas frescas facilitarán la tarea digestiva y reducirán la producción de gases en el estómago

Hábitos alimenticios para evitar la flatulencia

Siguiendo los consejos anteriores habremos reducido en un porcentaje considerable la posibilidad de que se generen gases durante la digestión por los alimentos consumidos, sin embargo, es necesario modificar nuestros hábitos de alimentación para evitar el exceso de gases y seguir rebajando este porcentaje.

  • Cuando comas, mastica lentamente tus alimentos, por lo menos unas treinta veces por bocado serán suficientes, mantén la boca cerrada mientras lo haces y ensaliva bien toda la mezcla.
  • Modera el consumo de líquidos mientras masticas o comes, pues deberás abrir la boca y dejarás que entre aire. Si optas por beber con un pitillo, también te arriesgas a tragar aire.
  • No mantengas una conversación durante la comida.
  • El consumo de cigarros daña sus pulmones y hace que ingiera aire al inhalar.
  • Elija caramelos en vez de chicles.

Prepara un remedio casero para los gases

Por último, para complementar, si necesitas una solución rápida para los gases o si te molestan constantemente, puedes probar con estas preparaciones naturales para aliviar las flatulencias o eructos

  • Prepara un té que hará una mejoría notable en tus intestinos. Las hojas que puedes utilizar son la manzanilla, menta y el té de canela, entre otras.
  • Una limonada te ayudará con los problemas de gases gracias al ácido que contiene.
  • A veces puedes optar por productos farmacéuticos bajo prescripción médica que son altamente efectivos contra los gases intestinales.