Cómo Quitar El Hipo Con Remedios Caseros

Qué es el Hipo?

El hipo, es considerado una condición que se produce de manera involuntaria y brusca, contra las paredes del diafragma, lo cual produce que la epiglotis se cierre, afectando las cuerdas vocales y provocando de esta manera, el sonido típico del hipo.

Cómo quitar el hipo con remedios caseros

Por lo general las personas acuden a distintos métodos para quitar el hipo, muchos de los cuales no resultan o pueden causar algún daño físico. Afortunadamente existen remedios caseros para quitar el hipo, los cuales van a ayudar a quitar el hipo de una manera natural y con ingredientes que puedes encontrar en cualquier mercado.

Los remedios caseros van a ser más beneficiosos para tu economía, debido a que los ingredientes a utilizar por ser naturales son más económicos y saludables, ya que no son productos prefabricados y llenos de químicos que pueden perjudicar tu salud.

Quieres saber cómo quitar el hipo rápido y de forma natural? Pues toma mucha agua! El agua es el principal remedio natural para quitar el hipo, de preferencia se recomienda tomar un vaso no muy grande con agua fría, ya que de esta forma se ayuda a relajar el musculo del diafragma y provocar se descongestione. De igual forma, para que surta mayor efecto, se recomienda tomar el vaso de agua de manera directa, es decir, de un solo trago y sin respirar.

Otro de los principales remedios para saber cómo quitar el hipo de forma natural, consiste en exprimir un limón en una cuchara y beberlo de golpe. El limón por ser una fruta ácida, da un resultado efectivo, ya que el sabor ácido sobre las papilas genera una omisión al diafragma y de cierto modo lo distrae disminuyendo el sonido del hipo. Además en el caso de que en el primer intento no se produzca el efecto deseado, puede repetirse el procedimiento. También puede funcionar cortar una rodaja del limón y comerla.

Remedios tradicionales para quitar el hipo

Existen remedios de todo tipo y entre caseros y tradicionales se debate cuál es la mejor cura para el hipo, lo cierto es que quitar el hipo a pesar de los diferentes remedios, depende de cada persona, pues algunos pueden resultar efectivos para algunas personas pero para otras no.

Con el paso del tiempo, han surgido diversos modos para combatir el hipo, pero ciertamente han permanecido aquellos remedios tradicionales que aún siguen resultando efectivos para la mayoría de las personas.

Algunos de los remedios más tradicionales son los siguientes:

  • Colocar un hilo con un poco de saliva en la parte frontal de tu cabeza
  • Tomar agua posicionando tu cuerpo hacia adelante
  • Colocar en una cuchara un poco de azúcar y comértela
  • Tomar una bolsa de papel y respirar rápidamente con ella.
  • Y el más común de todos consiste en recibir un susto inesperadamente.

Factores que generan el hipo

El hipo o hiccup (en inglés) es la emisión de un sonido que se origina en el diafragma y que tiene una duración de pocos minutos, además no resulta de ninguna enfermedad ya que puede aparecer y desaparecer sin razón alguna.

Es importante saber cómo quitar el hipo identificando o evitando las causas que la provocan. Entre las causas más comunes que provocan el hipo a corto plazo están:

  • comer en exceso
  • comer alimentos picantes
  • consumir alcohol
  • tomar bebidas gaseosas (refrescos) o bebidas carbonatadas
  • consumir alimentos muy calientes o muy fríos
  • un cambio brusco en la temperatura del aire
  • excitación
  • estrés emocional
  • aerofagia (tragar demasiado aire)

Existen también episodios de hipo que duran más de 48 horas y se clasifica según el tipo de irritante que lo originó. En algunos casos, los episodios de hipo pueden durar semanas. Al hipo que dura por más de dos meses se le considera intratable.

Los episodios de hipo persistentes que pueden durar semanas e inclusive meses, son causados por una lesión o irritación del nervio vago o del nervio frénico, quienes son los que controlan el movimiento del diafragma. Algunas de las causas que afectan a estos nervios son:

  • irritación del tímpano
  • irritación o dolor de la garganta
  • bocio (agrandamiento de la glándula tiroides)
  • reflujo gastroesofágico (ácido del estómago hacia el esófago)
  • un tumor o quiste en el esófago

Otras causas que producen el hipo pueden involucrar el sistema nervioso central (SNC) que comprenden al cerebro y la médula espinal. Se puede perder la capacidad de controlar el hipo si el SNC sufre algún daño por alguno de los siguientes motivos:

  • la esclerosis múltiple
  • infecciones al cerebro como la meningitis y encefalitis
  • trauma en la cabeza o una lesión cerebral
  • hidrocefalia (acumulación de líquido en el cerebro)
  • neurosífilis y otras infecciones cerebrales
  • la aparición de tumores

El hipo que dura períodos más largos también puede ser causado por:

  • consumo excesivo de alcohol
  • consumir tabaco
  • una reacción a la anestesia después de una cirugía
  • la diabetes
  • un desequilibrio electrolítico
  • la insuficiencia renal