5 Errores Comunes De Los Emprendedores Jóvenes

Emprendimiento y errores de los emprendedores

En la vida de todo profesional siempre llega el momento de preguntarnos sobre si queremos trabajar en un empleo formal diariamente, con la esperanza de un ascenso, o si queremos cambiar de modelo de empleo, por uno que nos de independencia y estabilidad económica. Existe, y va en aumento esta tendencia, el grupo de personas jóvenes que se quedan con ese deseo de cambio y mandan todo ese sueño de ascenso y desarrollo corporativo al entierro y buscan emprender, crear o dirigir algo propio en lo que realmente creen.

Un gran número de estos jóvenes emprendedores empiezan con mucha energía pero sin los conocimiento necesarios de los negocios que emprenden, llevándolos a enfrentarse a situaciones que le son adversas por su falta de experiencia en el mundo profesional y en las relaciones de negocios.

Errores comunes de los emprendedores jóvenes

Hemos recogido el testimonio de muchos emprendedores jóvenes y les compartimos algunos de los errores más comunes que han cometido, así como las lecciones aprendidas hasta ahora durante el camino hacia la independencia laboral. Si quieres ser emprendedor de una empresa, debes tener en cuenta no cometer los siguientes errores:

Error 1: Enviar correos electrónicos largos y sin un mensaje concreto

Se sabe que para hacer andar un proyecto emprendedor de manera profesional, debemos ser capaces de enviar correos electrónicos formales y bien estructurados. Pero sucede que algunas veces exageramos en la estructuración y el detalle de lo que queremos dar a conocer o transmitir. Para que esto no suceda, es mejor hacer un “corte de información”, es decir, cortar toda la paja e ir directo al grano.

Nos suele suceder que al leer nuevamente nuestros primeros correos, nos damos cuenta que casi la mitad de lo que ya hemos escrito, es contenido inservible y confuso. Como jovenes emprendedores, es nuestro deber mejorar nuestra redacción y ser más asertivos. Además, te van a sorprender las respuestas que vas a recibir de altos ejecutivos, que generalmente son respuestas de una oración o de solo un puñado de palabras. Mientras más antes aprendamos a ser concretos, más profesionales serán nuestros acercamientos y comunicaciones con organizaciones y empresarios.

Error 2: Enfocarse en los problemas y no en las soluciones

Es muy fácil y muy común hablar continuamente de nuestros problemas y retos. Somos muy empáticos con nuestros propios problemas y en algunas ocasiones podemos hacer que la gente se aburra y se harte de ellos. Como emprendedor siempre habrán quejas: la lentitud de los trámites, la falta de clientes, proveedores ineficientes, etc. Lo real es que siempre habrá algún tema por el cual quejarnos.

Para dejar de quejarnos hay que enfocarnos. El enfocarnos en la solución de los problemas es un hábito que nos permitirá ser más eficientes al enfrentar las situaciones adversas que se nos pueden presentar en nuestro proyecto o negocio. Somos conscientes que solucionar un problema no es una tarea fácil, pero si nos enfocamos en las soluciones, tendremos mejores resultados que si solamente usamos nuestra energía en quejarnos.

imagenes de emprendedores

Error 3: No contar con un fondo de emergencia

Debes esperar siempre lo mejor, pero para planear, espera lo peor! A veces creemos tener todo planeado, sobretodo en el tema financiero, pero en nuestra experiencia emprendedora pueden haber imprevistos que vayan mermando nuestra salud financiera. Además, debemos tener en cuenta que el ingreso de un emprendedor es esporádico, variable y a cuenta gotas. El contar con un fondo de dinero para casos de emergencia, te servirá para disminuir la presión de quedarte sin dinero y a sacarte la idea de no seguir con tu proyecto.

Error 4: Planear un crecimiento constante

Suele suceder que nos enfocamos en nuestra gran idea y en los buenos resultados económicos que nos puede brindar, pero olvidamos que cualquier negocio vive o muere según el crecimiento que tiene a lo largo del tiempo. Es clave y sumamente importante que consideremos cierta inconsistencia en los ingresos de nuestro negocio y que en nuestros planes se incluyan acciones agresivas y continuas para generar un crecimiento constante a pesar de los factores externos a los cuales nos podemos enfrentar. Asegúrate de contar con metas claras y definidas que te permitan llevar una empresa financieramente saludable.

Error 5: Dejarte influir por ideas que te alejen de tu meta

La sociedad actual aún cree que un título universitario y un empleo formal en una gran empresa corporativa es el único camino al éxito. Los emprendedores hemos demostrado cada vez más, que existen otras formas de ser exitoso. Desde tus padres hasta tus amigos, las personas que quieren lo mejor para ti, tratarán de convencerte de ir por el camino seguro de un empleo formal. Seguramente algunos pensarán que estás loco, ya que no entenderán tus motivaciones o metas por emprender un negocio propio. Nada de esto debe desanimarte o hacerte dudar de tu idea. Tener fe en lo que haces y ser consistente con tus acciones, serán la base que te conducirán hacia el éxito. Aprende a ignorar de manera respetuosa a aquellas personas que quieren tu futuro en un lugar diferente al que tú quieres para ti mismo.

Emprender sin experiencia es un reto para cualquier persona, pero es posible ser exitoso y acelerar la curva de aprendizaje si tenemos en cuenta los errores que algunos emprendedores ya han cometido en el pasado y nos enfocamos en crear estrategias y planes que nos ayuden a superarlos.

Imágenes: Photl